Una dieta completa: ¡todo el consejo de Dios!

RSS
Una dieta completa: ¡todo el consejo de Dios!

Fuimos llamados a predicar todo el consejo de Dios y no porciones selectivas de la Palabra.

En nuestros días es muy común escuchar a un predicador ir de una porción de la Palabra a otra porción de la Palabra y luego a otra porción de la Palabra, siempre buscando aquellos pasajes que bendicen a la congregación, pero evitando de manera intencional aquellos pasajes que confrontan el pecado en el corazón de la misma congregación.

No ayudamos a los discípulos de Cristo a crecer ni a madurar a Su imagen cuando nunca los confrontamos con aquellos pasajes revelados por Dios justamente para limpiar la mente y el corazón de aquellos por quienes Su Hijo murió.

Predicador, te invito a poner atención a las palabras del apóstol Pablo cuando hablaba con los ancianos de la iglesia de Éfeso en Mileto y les decía: “Por tanto, os doy testimonio en este día de que soy inocente de la sangre de todos, pues no rehuí declarar a vosotros todo el propósito de Dios” (Hechos 20:26-27). Nota cómo el apóstol Pablo se sentía completamente inocente al no haber evitado ningún pasaje difícil de la Palabra de Dios.

Predicador, presta atención a Su revelación. En ella está el poder de transformación de tu congregación. En ella está el poder de transformación del Dios a quien pertenecemos todos nosotros. Predica, pero predica todo el consejo de Dios.

TESIS # 12, "¡Latinoamérica despierta! 95 tesis para la iglesia de hoy", por Miguel Núñez.

Post anterior Post siguiente

  • Poiema Publicaciones
Liquid error: Could not find asset snippets/geolizr-notification.liquidLiquid error: Could not find asset snippets/geolizr-redirect.liquid